agotamiento laboral

Hoy una compañera cogió la baja por agotamiento laboral o burnout. Es una situación de la cuál no nos damos cuenta. De hecho, lo relacionamos con el adicto al trabajo. Sin embargo, la sobrecarga laboral y el cansancio excesivo tiene efectos muy peligrosos en la salud.

La manera de gestionar el agotamiento laboral tiene que ser activa, y se ha normalizado bajo el lema de dar el 1000% de uno mismo para conseguir los objetivos. Así, un buen trabajador está disponible 24/7.

El Covid fue una pandemia, y el trabajo en exceso es una epidemia desde hace un tiempo. Recibir mensajes fuera del horario laboral, o estar disponible para todo tipo de urgencias es algo que te consume y te deja sin tiempo. ¿Por qué aceptamos eso? Puede ser por represalias o que la persona lo vea normal, por ejemplo.

La responsabilidad recae sobre la persona o empresa que nos contrata, a través de medidas que evitan la sobrecarga o fatiga de los trabajadores. Sin embargo, es muy necesario que las personas gestionen el agotamiento laboral por sí mismas, sin esperar que lo hagan otras. De hecho, es muy común esperar que sea la empresa quién se ocupe de nosotros.

¿Cómo gestionar el agotamiento laboral?

Cuando tenemos una jornada exigente, es normal una fatiga. Estar cansado, no tiene porqué ser agotamiento laboral. Sin embargo, si persiste y se agrava, seguramente es cuando debemos de empezar a preocuparnos.

Cada uno de nosotros, gestiona el agotamiento laboral de una manera concreta. Por ejemplo, a mí me encanta recargar fuerzas en los bosques y montañas para liberarme. Sin embargo, otros, se ponen pasivos como si estuvieran viviendo una cadena, que en poco tiempo suelen padecer tristeza y, puede llegar, a depresión.

A veces, sobretodo los más jóvenes, tienden a renunciar al trabajo. Normalmente, después de llegar al límite a través de una enfermedad o al ver que su vida es su desastre.

¿Cómo detectarlo?

Para poder saber si hemos llegado al agotamiento laboral debemos mirar:

  • Un cansancio que nunca se va. No conseguimos dormir profundamente durante la noche.
  • Se pierde el interés fuera del trabajo. Solo se tiene energía para sobrevivir a las exigencias laborales. Estamos irritados, con agobio y estrés. Ya no ries o juegas, y solo sueles decir: «ya no puedo más».

¿Cómo solucionarlo?

En primer lugar, como en todo, es reconocer que tenemos un problema. El agotamiento laboral no es una broma, es más, es una situación peligrosa que puede provocar riesgos permanentes en la salud física y mental. Es muy difícil hacer algo, pero es necesario.

Te recomiendo aplicar dos situaciones: meditación y actividad física, como hacer senderismo e ir a visitar lugares.

Con 5 minutos de meditación, es suficiente para ganar en salud. Te recomiendo buscar un lugar solitario y respirar profundamente, concentrándote en respirar. Si lo haces una vez por semana está bien, si lo haces cada día es ideal.

El ejercicio es algo que me ayuda a aguantarlo todo. De la misma manera, hacer ejercicio una hora al día es lo adecuado. Si puedes hacer más, sería mejor todavía.

Share this content:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *