Riverside Touring 900

La Riverside Touring 900 es una bicicleta muy especial, dedicada a los más grandes entusiastas del cicloturismo. Es la «hermana mayor» de mi bicicleta diaria.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta que esta bicicleta no es para el «iniciado» en el cicloturismo. Es para los amantes del cicloturismo, a un precio muy justo. Por lo que las personas que tienen este hobby, podemos asegurar que habrán los detalles más «premium» que le va a encantar.

Lo más exclusivo de la Riverside Touring 900.

Una de las cosas que más llaman la atención de esta bicicleta es justamente lo que los amantes del cicloturismo van a fijarse:

  • Puños de corcho. Ofrecen un agarre ideal, retirando el sudor. El tacto es muy especial, aunque tengo la sensación de que hay que cambiarlo a menudo.
  • Sillín Brooks B17 Imperial. Un elemento especial, para los que hacen largas rutas.
  • Puerto USB para cargar dispositivos con la dinamo. Solo recomiendo recargar powerbanks.
  • Tres platos y 10 piñones. Para superar todas la dificultades.

El sillín Brooks B17 Imperial.

Los sillines Brooks tienen un precio elevado, y a vista simple puede parecer una tontería. Sin embargo, este sillín puede durarte toda la vida si lo cuidas bien.

También, puede dar un aspecto molesto, sin embargo, al estar hecho de cuero se amolda a la forma de tu culo haciendo minimizando los roces, las vibraciones y otros movimientos que tenemos en otros sillines.

Las desventajas de este sillín son:

  • Más pesados.
  • Requieren tiempo de adaptación.
  • No aguantan las inclimencias del tiempo.
  • Son caros.

Así, que es un elemento «pijo» para aquellos que hacen viajes controlados en las mejores condiciones y tienen la bicicleta como un elemento de valor. En mi caso, lo considero un elemento más bien molesto, por todos los cuidados que puede necesitar: voy a la aventura.

El esqueleto de la bicicleta de cicloturismo.

En este caso, no vamos a ver grandes diferencias de su hermana menor, la Riverside Touring 520. Tendrás 33 insertos para colocar tus accesorios favoritos. Además, viene con el portabultos posterior que aguanta hasta 40 kg.

Una de las novedades es que también incluye un portabultos que aguanta hasta 20 kg, y puede servirte para algunas pequeñas alforjas delanteras. En mi caso, en mi bicicleta diario uso unas alforjas delanteras instaladas en la horquilla.

Los elementos se manejan sólidos y de calidad, aguantando todo lo que quieras. Puedes ir por caminos más o menos rotos, pero recuerda que no tiene amortiguación.

Opinión personal.

Teniendo en cuenta que mi bicicleta principal es su hermana pequeña, la Riverside Touring 900, tiene grandes detalles para ser un vehículo de gama alta. Sin embargo, para mí, esas mismas características premium la veo una desventaja para aventuras en la que todo puede pasar.

Por otro lado, las partes más interesantes son el puerto USB integrado en el cuadro y los tres platos. Así que esos son los puntos de mayor valor añadido, para todos aquellos que viajamos y queremos ser totalmente autonómos.

¿Es una buena compra? Creo que si, al menos para aquellos que tienen muy claro que podrás cuidarla de la manera que necesita. Si no eres capaz de cuidar la Riverside Touring 900, recomiendo coger la versión gravel o la de gama inferior.

Share this content:

Un comentario en «Opinión de la Riverside Touring 900»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *